• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Concepto 1540 de 2003

E-mail

CONSEJO DE ESTADO

 

SALA DE CONSULTA Y SERVICIO CIVIL


Consejero Ponente: Augusto Trejos Jaramillo

 

 

 

Bogotá, D.C., tres (3) de junio de dos mil cuatro (2004)

 

 

Radicación número: 1,540

Referencia: Ley 773 de 2002. Aplicación.

 

 

El señor Viceministro de Desarrollo Empresarial, encargado de las funciones del Despacho del Ministro de Comercio, Industria y Turismo, consulta a la Sala en relación con la aplicación de la ley 773 del 2002, en los siguientes términos:

 

"1. ¿Creada la sociedad de economía mixta de que trata la Ley 773 de 2002, existe la posibilidad jurídica de transferir, sin contraprestación económica y en condiciones de igualdad, la participación accionaria del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo a los indígenas de la comunidad Wayúu, asentados en el área adyacente a la explotación de sal marine' en Manaure, no representados por la Asociación Sumain Ichi, (Asociación Waya Wayúu que explota las charcas salineras indígenas denominadas 'Shoríshimaná' y 'Manaure' administradas por la Concesión de Salinas las cuales se encuentran dentro del complejo industrial y otra fracción de los Wayúu que se están asociando y que explotan las charcas salineras familiares, paralelamente al centro de producción), conforme a la consideración jurídica No. 27 de la Sentencia C-620/03 de la Corte Constitucional y teniendo en cuenta lo expuesto por el Consejo de Estado, Sala de Consulita y Servicio Civil, en el mencionado concepto de fecha 4 de julio de 2003?

 

2. Dentro del marco de la ley 773 de 2002, la sentencia C-620 de 2003 y del  . Acuerdo de 1991, ¿Puede el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo constituir la sociedad de que trata el articulo primero de la Ley 773 de 2002 e inmediatamente transferir su participación accionaría, sin contraprestación económica y en condiciones de igualdad, a la Asociación Sumain Ichi y a la Comunidad Wayúu asentada en los terrenos adyacentes a la explotación de sal Manaure no representada por dicha Asociación, como son los mencionados explotadores de las charcas familiares y de las charcas indígenas, comunidades de carácter privado y sin ánimo de lucro?

 

3. ¿Creada la mencionada sociedad, existe la posibilidad jurídica de transferir, sin contraprestación económica, a una persona jurídica de derecho público (Asociación Sumain Ichi o Municipio de Manaure), la participación estatal en la sociedad de economía mixta que autoriza crear la citada Ley 773 de 2002, una vez constituida, para la administración, fabricación, transformación, explotación y comercialización de las sales que se producen en las salinas marítimas ubicadas en el Municipio de Manaure, Guajira?".

CONSIDERACIONES

 

1.-MARCO CONSTITUCIONAL Y LEGAL

 

Según relata el Doctor José Luis Aramburo A. en su obra "Curso cíe Derecho Minero"1.

 

"VIl.- La Sal. También fue la sal, de antigua data, objeto especial de la legislación, y siempre su dominio estuvo sujeto a normas especiales, pero son innumerables las disposiciones que podrían mencionarse: las que pueden considerarse relievantes en cuanto al dominio son de fácil reseña,

 

La legislación parece girar alrededor del monopolio del comercio y tiene su eje en las salinas de Zipaquirá, Nemocón y Tausa, inmenso depósito explotado desde antes del descubrimiento de América que dio riquezas y poder a los Chibchas y sigue siendo la fuente principal del abastecimiento del país. En 1.603 se dispuso que estas salinas se explotaran por cuenta de la corona como base del "estanco" de la sal. Más tarde fueron explotadas por particulares, bajo contratos con el municipio de Zipaquirá pero volvían al dominio fiscal con frecuencia. El artículo 1° de la ley 26 de julio de 1.824
dispuso que "todas las salinas de la República que no estén enajenadas pertenecen a ella y por lo tanto se tendrán como parte de las rentas nacionales y su administración toca a la República".

 

"La Constitución de 1.858 se reservó para la Confederación, y después la de 1.863 para la Unión, las minas de sal gema y las fuentes saladas. En cuanto a estas últimas, se permitió a los particulares las que tuvieran un grado de concentración menor de tres grados según el aerómetro de Baumé. Así durante la república, numerosas fuentes saladas se explotaron para la concentración de sal, especialmente en el noroeste de Caldas, y suroeste de

1 Talleres El Catolicismo, Bogotá, D.E.; Primera Edición 1.980, página 38.

 

 

Antioquia (Anserma, Riosucio, Jardín). La Unión había cedido al estado de Antioquia las salinas de Guaca (Heliconia) y al de Boyacá la de Miraflores (La Salina), pero a través del numeral 2° de la Constitución las salinas de los extinguidos Estados pasaron al dominio de la República.

 

"La República cimentó su monopolio sobre la sal proveyendo el mercado nacional mediante una explotación intensiva en Zipaquirá y mediante la elaboración de las salinas marítimas, especialmente las de Manaure. Hasta hace poco estas explotaciones eran administradas por el Banco de la República, como las de las esmeraldas de Muzo, pero recientes tente pasaron a una empresa estatal, filial del Instituto de Fomento Industrial (Álcalis de Colombia), que también maneja las plantas de soda de Betania (Zipaquirá) y Mamonal (Cartagena), cuya materia prima es la sal.

 

"Hay, pues, un monopolio sobre la producción de la sal. Este monopolio se basaba en que los particulares no podían adquirir derechos de explotación sobre la sal gema ni sobre las fuentes saladas de apreciable concentración. Esta situación jurídica ha cambiado en virtud de lo dispuesto por el articulo 8° de la ley 20 de 1.969, que estatuye que todas las minas de la Nación son objeto de los medios jurídicos de explotación por esa misma ley creada. Según la clasificación del decreto 127 5 de 1.970 las minas de sal gema y las fuentes saladas pueden ser materia de licencias de exploración, concesiones y permisos. El nuevo sistema podría dar lugar a una descentralización conveniente de la producción y del mercado de la sal.

 

"Tratándose de un producto vital, la sal para uso humano y pecuario está sujeta a regulaciones que miran principalmente a la adición de yodo para evitar ciertas carencias que producen consecuencias graves en el hombre y en los animales".

 

En el Considerando A del texto de Acuerdo firmado el 27 de julio de 1991 entre representantes del Gobierno Nacional, el IFI y la Comunidad Wayúu, se señala:

 

"A. Que la explotación de la Sal en Manaure se rige, entre otras, por las siguientes disposiciones: Leyes 89 de 1.890, 63 de 1.918, 34 de 1.936, Decretos 2811 de 1.974 y 2324 de 1.984, Resolución 015 de 1.984 emanada del INCORA, Código de Minas (Decreto 2655 de 1.988) y art culo 63 de la Constitución Nacional".

 .....

Descargar el documento completo

Última actualización el Sábado, 15 de Enero de 2011 18:56